Reseña ~ Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje ~ Miguel Griot

viernes, 23 de septiembre de 2016

Iqbal Masih fue un niño que nació para ser esclavo y creció para desafiar su destino. El héroe que escapó de su trabajo forzado y se convirtió en el símbolo contra la explotación infantil. Acércate a él a través de lo que cuentan quienes lo conocieron. Cada uno tiene una historia con lágrimas, sonrisas, alguna sorpresa y mucho coraje. Juntándolas todas llegarás a saber quién fue Iqbal.








OPINIÓN

Descubrí esta novela hace un par de semanas cuando leí una reseña en uno de los muchos blogs que sigo y lo cierto es que me llamó bastante la atención porque nunca había leído nada sobre este tema y fue gracias al autor, que me ofreció muy amablemente un ejemplar para reseñarlo en el blog, que pude conocer a Iqbal Masih, el niño que luchó contra la esclavitud infantil.

La novela se nos presenta narrada en primera persona por muchas de las personas que conocieron a Iqbal Masih, aunque no cabe duda de que el verdadero protagonista de la historia no es otro que Iqbal.

Os contaré brevemente su historia para que os hagáis una ligera idea de quién fue Iqbal. Iqbal Masih fue un niño pakistaní que empezó a trabajar a los seis años en un taller de alfombras como forma de pagar la deuda que sus padres habían contraído al solicitar un préstamo al dueño del taller para poder pagar la boda de uno de sus hijos (el hermano mayor de Iqbal). Ya os podéis imaginar las condiciones en las que tenían que trabajar tanto Iqbal como otros cientos de niños que también eran cedidos a empresarios: condiciones higiénicas lamentables, jornadas laborales que superaban las doce horas, maltrato físico...

Pero las personas que llegaron a conocer a Iqbal nos cuentan que él nunca perdió la esperanza. Él siempre soñaba con ser libre algún día y poder ayudar a otros niños que, como él, se encontraban esclavizados. Y de eso trata básicamente la novela: de seguir los pasos de Iqbal desde que empieza a trabajar siendo apenas un niño y consigue lo que se propone, hasta sus últimos días de vida.

Como ya he comentado anteriormente, a lo largo de la novela encontraremos a un gran número de personajes y como no quisiera aburriros soltándoos una retahíla de nombres, voy a nombrar a los que considero más relevantes: Inyiat (la madre de Iqbal), los primos de Iqbal, el primer empresario que le contrató, un chico tan joven como Iqbal que trabajaba curtiendo cuero, Salam y Sobyas (el hermano mayor y la hermana de Iqbal, respectivamente) y Eshan Khan (el fundador del BFLL, un movimiento que trata de erradicar el trabajo infantil y velar por los derechos de los más humildes).

"Como mis padres y los padres de mis padres, nací pobre. Y, como ellos, no tenía nada que darle a mi hijo, ni siquiera sueños, pues yo los había perdido todos a fuerza de saber que nunca iban a cumplirse. Me abracé la barriga y me dije: al menos cariño no te va a faltar".

En lo que a personajes se refiere, esta vez no puedo decir si los he llegado a conocer bien o si he empatizado con ellos, más que nada porque se centran en contar la historia de Iqbal y ellos quedan relegados a un segundo plano, pero os aseguro que gracias a todos esos personajes he podido conocer a la perfección al valiente Iqbal y que, cómo no, empaticé con él desde el primer minuto. Es imposible no sentir admiración por su fortaleza y valentía, así como por sus ganas de luchar y contarle al mundo la verdad para así ayudar a otros muchos niños que se encuentran en su misma situación (o puedan estarlo en un futuro).

Con respecto a la trama, poco me queda ya por contaros, en realidad. A estas alturas ya os habréis dado cuenta que esta es una novela basada en hechos reales y que, por tanto, nos invita a reflexionar de una u otra manera al tratar un tema tan duro como lo es la explotación infantil. Porque... es triste pensarlo, pero por desgracia esto sigue existiendo en muchos países y parece que las leyes no existen para estos empresarios que se siguen lucrando a costa de los niños, quitándoles su infancia e inocencia por sus propios intereses. Aunque leyendo esta novela me he dado cuenta de que la culpa no es sólo de los empresarios, sino también de los propios consumidores, de aquellos que eligen comprar un producto sin conocer su procedencia u origen. Y para muestra, un botón:

"Había muchas personas que participaban y se beneficiaban más o menos conscientemente del trabajo de los niños, no solo los patronos o os dueños de los talleres, sino también los intermediarios, los propietarios de las tiendas y, en último lugar, los propios consumidores. De la misma forma que uno no compraría una lata de comida sin saber sus ingredientes, tampoco deberíamos comprar una alfombra (o cualquier otra cosa) sin saber cómo se ha hecho".

Y aunque la trama es tan real como la vida misma, reconozco que la novela me hubiese gustado mucho más si los personajes se hubiesen extendido más a la hora de contarnos algunos episodios de la vida de Iqbal porque, al final, la mayoría se me han quedado algo flojos y me dio la sensación de que se tocaron muy por encima y sin entrar en muchos detalles.

La pluma del autor no me ha parecido tan destacable como lo ha sido la gran labor de documentación que ha llevado a cabo, porque reconozcámoslo... publicar una novela de este tipo conlleva muchas horas de trabajo e investigación. Con esto no estoy menospreciando el estilo del autor, en absoluto... más que nada porque la forma en que nos cuenta la historia de este pequeño héroe (que no es otra que a través de testimonios, tanto positivos como negativos hacia Iqbal) me ha parecido muy original. Aun así, diría que su estilo es bastante directo, sencillo y cercano, sin entrar en muchos detalles -como os he comentado anteriormente-. Asimismo, el ritmo de lectura es sumamente ágil debido a que los capítulos son muy cortos (sólo ocupan unas dos o tres páginas) y la letra es bastante grande, por lo que os aseguro que la novela no se hace pesada en ningún momento y que se puede leer prácticamente en un par de tardes sin problemas.

El final es tan real como la propia historia de Iqbal, pero eso no lo hace menos doloroso, porque no deja de ser real. Si os soy sincera, a mí el final me dejó con una tristeza y una sensación de injusticia enormes u.u' Es cierto que, en general, la novela me ha gustado bastante por las grandes dosis de realidad que contiene, pero a mí se me ha hecho corta y esperaba que me emocionase más de lo que lo ha hecho, pero aun así espero haberos convencido para que le deis una oportunidad a Iqbal. Porque sería muy conveniente escuchar su historia y reflexionar un poco :')


PUNTUACIÓN
/5

~  Gracias al autor por el envío del ejemplar ~

Y vosotros, ¿habéis leído esta novela? ¿Os gustaría leerla? Contadme :)

¡Nos leemos en la próxima entrada!

¡Un saludo!

11 comentarios :

  1. Hola guapa :)
    No sabía de este libro y aunque me parece interesante creo que lo dejaré pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    La verdad que me llama muchísimo pero creo que voy a sufrir demasiado y prefiero dejarlo para otro momento. Ahora no me apetece leer historias tan realistas y duras. Aún así creo que será una buena lectura y le daré una oportunidad!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. He leído reseñas muy positivas, pero la verdad es que no me llama la atención ^^

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    A mí si me llama la atención. Se me hace un tema delicado y poco frecuente en las novelas. Si puedo, lo leeré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Este libro me tocó en un sorteo pero aún no lo he leído.

    ResponderEliminar
  6. Este libro no lo conocía pero la temática siempre me parece interesante aunque me temo que sufriría demasiado leyéndolo.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  7. Hola! Es un libro muy fuerte e interesante y trata un tema muy importante y actual pese a que la gente no lo quiera ver. Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola! este tipo de libros me gustan porque suele sensibilizar al lector por las historias tan tristes y profundas que narran, pero por lo que cuentas creo que no es para mi. Me daría muchísima pena leer sobre la esclavitud de un niño T_T

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo pendiente de leer
    espero que me guste la verdad :)
    un beesito

    ResponderEliminar
  10. Hola!
    Pues justo lo acabé anoche jajaja :D
    Opino exactamente lo mismo que tú, aunque la verdad que me hubiera gustado que Iqbal narrase algunos capítulos. Pero en general ha sido una lectura bastante buena y a la que todo el mundo tendría que darle una oportunidad para saber más acerca de este tema.
    El final también me dejó muy triste :(
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. ¡Tengo muchas ganas de leer este libro y espero poder hacerlo pronto! Te hablaré por instagram para que me informes un poco sobre como conseguirlo. Muchas gracias por la reseña y nos leemos! ^^

    ResponderEliminar

Template Simple || Diseño © Mª Del Mar Derechos Reservados 2015